Cómo cuidar la joyería en resina





Hola a todos!
 
Como os prometí hoy he sacado tiempo para poder detallaros por escrito cómo debéis cuidar vuestras piezas de joyería en resina.

La resina aunque es un componente sólido debe ser tratada con mimo pues aunque resistente, con el paso del tiempo puede deteriorarse si no se siguen estos tres consejos:

A) Aunque es impermeable y resistente al agua no os recomiendo sumergirla en agua por las sustancias (detergentes, cloro, etc...) que esta pueda contener que pueden dañar la pieza acabando con su brillo.

B) La resina resiste bien los golpes pero evitadlos en lo posible y cuando manipuléis la pieza al limpiarla aseguraos de hacerlo en una superficie desde la que no pueda caer al suelo si os resbala de las manos.

C) Como toda la bisutería y joyería lo más recomendable es tenerla siempre guardada en su caja o en una bolsa de tela oscura sin mezclar con otras piezas que puedan dañarla o rayarla.



En cuanto a su mantenimiento deciros que tras su utilización continuada es posible que pierda algo de brillo o se vuelva algo opaca, es totalmente normal y solucionable dando una capa de pulimento líquido a la pieza.

Lo aplicaremos con un paño de algodón, suavemente y en círculos cubriremos toda la pieza de resina incluso sus componentes en plata o zamak dejaremos secar unos segundos el pulimento y cuando adquiera un tono blanquecino seguiremos frotando en pequeños círculos cada área de la pieza hasta obtener el brillo deseado. Esta operación se puede repetir las veces que sean necesarias, cuantas más capas mayor será el brillo y mayor la protección de la pieza frente a los elementos.



El pulimento mantendrá limpia, brillante y protegida vuestra pieza y a la vez reparará cualquier ligero arañazo que haya sufrido.

Si seguís estos sencillos consejos vuestras piezas permanecerán como nuevas por muchísimo tiempo.

Espero haberos servido de ayuda.

Saludos!

Mari 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!